Carta abierta agradecemos firmas


Febrero 2, 2022


Las organizaciones, sobrevivientes y activistas que redactamos y respaldamos la iniciativa popular de norma 50.254 “Comisión de reparación de abusos infantiles en entornos institucionales” –inclusiva de un principio permanente de reparación integral, junto a la comisión (es) para la investigación, justicia y reparación apropiada-, queremos expresar nuestra más profunda gratitud a cada persona por su apoyo en este esfuerzo expresado en más de tres mil firmas.


Cada firma entregada, la sentimos como un acto de cuidado y responsabilidad frente a la tragedia de los abusos infantiles y las violencias contra la infancia, que afectan la vida de miles de niños, niñas y adolescentes de hoy y de ayer.


Son incontables las generaciones que transitaron hacia la adultez sin que el daño que sufrieron en su infancia, en diversos entornos e instituciones –dependientes y no del Estado-, tuviera una respuesta integral de nuestra sociedad: atención, protección y apoyo en la reparación, que siempre serán indispensables. No sólo es necesaria “toda la aldea” para criar y cuidar de cada niño o niña, sino que “toda la aldea” debiese impedir sufrimientos evitables, y concurrir en auxilio, acogiendo y ayudando a reparar.


En Chile, tres de cada cuatro niños y niñas viven violencias. El abuso sexual infantil afecta a unas 50 a 75 víctimas cada día, y una mayoría de ellas recién develará entrada la adultez. Cualquier experiencia es más destructiva en la infancia, mientras se crece: niños y niñas, a diferencia de una mayoría de los adultos, ni siquiera cuentan con las capacidades como para entenderse en tanto víctimas de trasgresiones y crímenes indecibles. La evidencia científica puede explicar hoy con mucha claridad el impacto y las secuelas del trauma infantil por violencias y abusos proyectado al ciclo vital.


El deseo es siempre llegar antes, mucho antes, y prevenir estos daños. Pero conociendo nuestra realidad, es un deseo igual de intenso realizar un compromiso como sociedad, país, y desde nuestro Estado, que nos permita contar con todas las herramientas y cauces posibles para acompañar procesos de reparación de las víctimas y sobrevivientes.


Tal como existen constituciones en el mundo que garantizan el derecho a buscar la felicidad, o que señalan que en cualquier situación de crisis los derechos de las y los más pequeños y jóvenes serán incluso prioritarios por sobre los del resto de la población, no dejaremos de aspirar a que la constitución de nuestro país incluya tanto el cuidado de las nuevas generaciones, así como el derecho a la reparación de abusos infantiles, como principios básicos de nuestra vida en común en este siglo.


Esperamos que las y los convencionales que tienen como preocupación fundamental a la niñez, encuentren la fórmula para hacer realidad este anhelo y deuda que tenemos como sociedad.


Hoy es un buen momento para recordar que el programa de gobierno del presidente electo Gabriel Boric Font, existe el compromiso de realizar la primera comisión de reparación.


Hay esperanza, tenemos esperanzas.


Habríamos querido, con todo el corazón, alcanzar la meta de 15 mil firmas electrónicas, pero contar con el apoyo de cada uno y una de ustedes ha significado mucho más de lo que imaginan, especialmente para víctimas y sus familias, y sobrevivientes, sólo nos inspira a continuar por este camino. Tenemos, juntos, mucho horizonte por levantar, y pronto compartiremos los pasos que siguen.


Gracias infinitas otra vez. Un abrazo fraterno,



No+ Abuso Sexual Infantil Red de Sobrevivientes Derecho al Tiempo

37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo