top of page

Apostasia como restauracion de la dignidad

Jaime, uno de los fundadores de esta agrupación de sobrevivientes y primer denunciante público del caso maristas nos refiere cómo y por qué realizó la apostasía a la iglesia católica.



Apostasía a la Iglesia Católica: un acto de restitución de la dignidad arrebatada

Jaime Concha M.


La apostasía es un procedimiento por el cual una persona que haya sido bautizada en la Iglesia Católica Apostólica Romana y que considere que ya no es católico (por la razón que sea), puede renunciar formalmente a ser parte de dicha Iglesia.


En el proceso la persona pasará a ser un apóstata ("alguien que renuncia a su religión"), y desde el punto de vista de la Iglesia Católica la persona será un "excomulgado" ("alguien que no puede participar de la comunión religiosa, eucaristía, etc.").


El procedimiento está regulado por el Código de Derecho Canónico de la Iglesia Católica Apostólica Romana (canon 751 CIC, canon 1364 § 1 CIC y múltiples otros), por lo que se rige por las normas de dicha institución.


Los efectos prácticos de la apostasía son que a partir de ese momento el apóstata puede considerarse oficialmente que ya no es católico, quedando con la conciencia tranquila de que ha cortado los vínculos con la Iglesia Católica Apostólica Romana.


Para la Iglesia Católica Apostólica Romana la apostasía constituye un hecho “grave” por lo que tiene algunas consecuencias "eclesiásticas":

1. Es considerado un delito canónico castigado con la pena de excomunión (aunque eso es lo que un apóstata busca al fin y al cabo).

2. La persona no puede recibir sacramentos o "cristiana sepultura" (católica).

3. La persona no puede enseñar "en el nombre de la Iglesia".

4. La persona no puede ser padrino de bautismo ni de confirmación

5. La persona queda removida o imposibilitada de ejercer cargos eclesiásticos o servicios litúrgicos.


Apostatar es una acción política de una persona libre de manifestar explícita y soberanamente que la Iglesia Católica Apostólica Romana ya no lo presenta más, y que Ud. es independiente de sus reglas y regulaciones.


Una vez que se realiza la apostasía es importante informar a sus familiares y amigos de su decisión de abandonar la Iglesia Católica para que en caso de incapacidad o fallecimiento no se le obligue a hacerle participar (involuntariamente) en sacramentos (como la extrema unción) o en un funeral totalmente católico (responso fúnebre en una iglesia católica, sacerdotes, sermones, etc.).


Para realizar la apostasía se debe entregar personalmente una carta de renuncia dirigida al obispo o arzobispo de la zona donde se reside y que contenga los datos personales, dirección, fecha de bautismo, parroquia del bautismo, datos de contacto ( fono y correo electrónico) y motivos para renunciar a la Iglesia Católica Apostólica Romana.


Junto con la carta, debidamente leída, entendida, completada y firmada por el interesado, se necesita entregar:

1. Copia del carnet de identidad

2. Certificado de bautismo emitido por la iglesia o parroquia donde fue bautizado.


Estos tres documentos deben ser entregados en el arzobispado de su sector. Sugerimos llevar todos los documentos en dos copias, de manera que la oficina de partes del arzobispado pueda timbrar con fecha ambos juegos de copias, quedando una de ellas en poder del interesado como evidencia de entrega. Esto es una garantía en caso de demoras o de que el arzobispado "extravíe" o desconozca la recepción original de esta solicitud.


En el obispado de su ciudad debería recepcionarse la carta de renuncia por el notario eclesiástico y hacerle firmar un documento tipo que ellos poseen para estos efectos.

Antes de firmar el documento leálo con calma y si está de acuerdo lo firma. Si hay alguna frase o palabra con la que no esté de acuerdo hágalo saber al notario y exija que se haga la corrección correspondiente.


Una vez firmado el documento y entregada la carta renuncia, la copia del carnet de identidad y el certificado de bautismo se le informará el plazo para responder a su solicitud e informarle de la acogida a su solicitud de abandono formal de la fe católica.


De acuerdo a nuestra experiencia, antes de un mes por correo electrónico le llegará el documento de la resolución firmado por el notario eclesiástico.


Adjunto un formato de renuncia a la Iglesia Católica Apostólica Romana:

Formulario Apostasia tipo
.docx
Download DOCX • 22KB

61 visualizaciones0 comentarios
bottom of page